DIY Customizando un descalzador (1º parte)

Esta semana os voy a enseñar la primera parte de la restauración que he hecho de un descalzador para mi habitación.

Hace tiempo llegó a mí este bonito mueble y estuve dando vueltas para hacer que encajara en mi cuarto.

Para empezar, os voy a enseñar como arreglé la parte de la madera, y el próximo lunes os enseñaré  la parte del tapizado.

Lo primero que hay que hacer, es desmontar el descalzador, para ello tuve que quitar la tela y  la esponja vieja del asiento. Fue un trabajo bastante laborioso, pues ya estaba retapizado y el anterior dueño utilizó muchas grapas para fijar los elementos, así que con ayuda de un destornillador plano y unos alicates, quite cada una de ellas.

El siguiente paso a seguir será limpiar la madera, yo use agua con un poquito de jabón, y luego lo dejé secar.

Como las grapas dejaron bastante dañada la madera, utilicé una pasta para alisar y sellar la madera y así tapar los agujeros y las marcas. Una vez que esta pasta se ha secado hay que lijarla con una lija fina para alisar la superficie y prepararla para pintar.

Podéis usar tanto spray como esmalte. Si usáis este último, os recomiendo que sea lavable con agua, para evitar el uso de aguarrás.

Con esto, acabamos la primera parte del proceso. La semana que viene os enseñaré el resto y el resultado final.

Espero que os haya gustado el tutorial.

Muy buena semana y....

¡A CUSTOMIZAROS!

Quizás te pueda interesar

Deja un comentario