DIY Customizando un capazo de playa

Esta semana y como casi broche final al verano, toca dar un toque personal a un capazo de playa para lucir en los últimos días de sol.

Necesitaremos:

Capazo de mimbre del tamaño que prefiramos.
Cuero.
Hilo.
Hilo encerado.
Aguja.
Alfileres.
Tijeras.
Tela.
Metro.
Cintas.
Flecos.
Lazo.
Abalorios de madera.
Pegamento y lana optativo (Yo no lo usé).
Materiales.

Para empezar cortaremos dos tiras de cuero de 2 cm de ancho por 70 cm de largo, que usaremos para poder colgarlo del hombro. Una vez que tenemos las piezas hechas las cosemos a la altura deseada.

Cortamos las asas.

 

Cosemos las asas en su lugar.

En segundo lugar vamos a coser las cintas y los flecos entre sí pues es más sencillo. Antes de coser las cintas entre sí medimos el contorno del capazo para tomar la medida exacta.

Presentamos y cosemos las cintas y flecos entre sí.

 Una vez que están unidas las cosemos al cesto.

Cintas y flecos cosidas al capazo.

Una de las desventajas del capazo, es que no suelen tener cremallera o algún tipo de cierre, lo cual es algo engorroso pues te puede entrar arena e incluso ser un objetivo fácil de robo. Para solucionar estos posibles inconvenientes realizaremos un cierre muy sencillo. Lo primero que haremos es un rectángulo cuyas largo será el contorno más 2 cm que usaremos de margen para la costura y el ancho del capazo dividido entre dos más 2 cm para hacer el dobladillo por el que pasaremos el lazo. Yo lo cosí a máquina, pero podemos coserlo a mano, aunque se tardará un poco más. En mi caso no tenía una pieza tan larga de tela, así que lo hice en dos partes de igual medida.

Medidas que debemos coger.
 
Cierre de tela.

Como broche final, haremos unas flores de tela, pues hemos utilizado motivos muy flamencos y creo que quedarán bonitas y originales. Para realizar cada flor (Hice dos) necesitaremos 10 círculos de tela del tamaño que más nos guste, pero hay que pensar que a más grande el círculo, más grande es la flor. Hacerlas es muy sencillo, tendremos que doblar a la mitad el cículo y volver a doblarlo para que nos quede un cuarto de círculo, cosemos la punta y una vez tengamos todos los círculos cosidos de esta manera, los unimos entre sí, dando forma a la flor.

Detalle flores.

El pegamento y la lana es por si quereís bordear la parte superior y las asas con ello. Primero echamos el pegamento y luego con ayuda de una aguja, vamos cosiendo alrededor del pegamento, evitando ensuciarnos, para que así la lana quede fijada al capazo.

Os animo a que me sigáis en el blog y en mi página de facebook, os dejo el enlace a continuación:
 
 
Este es el resultado final:
Capazo de playa acabado.
Y esto es todo, gracias por leerme, y…
¡A CUSTOMIZAROS!

Quizás te pueda interesar

Deja un comentario