DIY Alfombra de trapillo

Esta semana os voy a enseñar a hacer como estoy dando forma a una alfombra de trapillo para mi habitación.


La verdad que nunca he sido muy aficionada a tener alfombras en casa, pues requieren mucho trabajo de limpieza además que siempre me estoy tropezando con ellas porque soy un poco patosa.

Buscando inspiración, encontré una que es fantástica y creo que encaja muy bien en el espacio de mi dormitorio, pues no tiene un tamaño grande.

Os aviso que vais a tener que armaros de paciencia para hacerla, no es un trabajo difícil, pero sí muy laborioso.

Para dar forma a este trabajo necesitaremos:

Trapillo, tantos colores como queramos y en función del tamaño de la alfombra usaremos más o menos rollos.

Malla antideslizante para alfombras.

Materiales.

Lo que haremos en primer lugar es cortar trozos iguales de trapillo, en mi caso son trozos de unos 10 cm.

Trapillo cortado.

Para ir creando la alfombra iremos anudando en los agujeros de la malla el trapillo. Se irá haciendo poco a poco y siguiendo un esquema o patrón de colores, para que quede más lúcida.

Trapillo anudado a la malla.

Así es como iremos dando forma a la alfombra de trapillo.

La mía está sin acabar, y una vez que esté lista os enseñaré el resultado final, para que me deis vuestra opinión sobre ella, pues me encanta leeros y saber que opináis de mis post.

Aquí os dejo algún ejemplo para que os inspire y podáis ver el resultado final.

Ejemplo de alfombra circular.

 

Ejemplo de alfombra rectangular.

Por esta semana es todo, la próxima os traigo una sorpresa, ya que el blog hace ya un año ¡Que rápido pasa el tiempo!

Muy buen comienzo de semana y…

¡A CUSTOMIZAROS!

Quizás te pueda interesar

2 comentarios

  1. Hola!
    Una muy buena opción, con pocos materiales aunque si hay que sacar un tiempo para llevarla a cabo porque como tu dices, es laboriosa. El resultado es bastante chulo y de seguro que le dará un toque al lugar donde se ponga.
    Besos

Deja un comentario